viernes, 20 de julio de 2018



Ningún camino hay hecho esperando que lo sigas y camines. El camino tienes que hacerlo tú, desde donde te encuentras hoy o desde cero y debes convencerte que absolutamente nadie seguirá tu camino de forma exacta. Igual que sucede en la naturaleza donde hacen su camino sin dejar huellas.

Abrazo de corazOm en la luz del Amor

Daniel Miccael Sais
miccaelsais@gmail.com
Cel +569 5829 0556

Diplomado en Mediación
Facilitador y Terapeuta
Técnicas de Meditación, Relajación, Liberación Emocional y Autoconocimiento.

jueves, 19 de julio de 2018

Aprender a resolver los problemas en pareja.


Sin lugar a dudas, hoy es imperioso que como personas aprendamos a resolver los problemas que se nos presentan, atraemos y generamos. Asimismo en Pareja o en Familia debemos tener la capacidad de abordar y resolver por nosotros mismos los problemas, las crisis y los conflictos.

Desde hace casi una década facilito clases de Sociedad y Conflicto; Técnicas de Comunicación y Resolución de los Conflictos para Mediación Familiar, Escolar y Organizacional en la Universidad Bernardo O'Higgins (UBO) por medio del Centro de Estudios de Mediacion. A través de esta experiencia docente me he percatado que en nuestro país, en lo que a parejas y familia se refiere, hemos normalizado la separación y el divorcio cuándo la pareja aparentemente ya no puede más.

Hoy el porcentaje de mediaciones que se realizan en Chile por quiebres, ceses en la convivencia, solicitud de separación y divorcio va en aumento, y ya es muy alto. Ya para el 2016 la tasa de divorcios casi superaba en 10.000 a los matrimonios celebrados. El informe del Ministerio de Justicia de ese año es lapidario e indica que se registraron 72.753 divorcios, mientras que el Registro Civil indicó que se celebraron 63.749 matrimonios ese mismo año

Por un lado, hoy tenemos un discurso social muy fuerte que dice que lo primero es la familia, los hijos y el amor, pero al parecer por las cifras mencionadas, podemos decir que es excelente la idea, pero sin haber coherencia en las palabras y acciones realmente concretas.

Aunque, actualmente hay una mayor consciencia respecto de la ayuda profesional de procesos de Resolución de Conflictos y apoyo terapéutico, aún parece ser complejo y difícil obtener, ir y hacer terapia en pareja

Por lo mismo, basado en mi experiencia docente  y terapéutica individual y pareja decidí ayudar a comprender algunos componentes que se desconocen en el origen, dinámica y mecanismos de nuestros problemas, crisis y conflictos.

La pareja hoy está mucho más demandada por el mismo trabajo, la crianza, el estatus que se desea, el mantenimiento y educación de los hijos, etc. Las parejas en general se agotan y desgastan principalmente con cumplir con la expectativa, la función social de sostener la familia, la educación y crianza de los hijos, desentendiéndose de la función esencial que representa la pareja.

Generalmente las parejas acuden y solicitan mediación, primordialmente porque uno de ellos desea separarse y ha propuesto el quiebre. Con los años de experiencia, he podido reconocer que una parte no termina de entender las verdaderas razones por las que el otro desea poner fin a la relación. Increíblemente esto es más frecuente en aquellas parejas que casi nunca discuten, pero estan en la paradoja que sienten que tienen escasa o nula posibilidad de expresar lo que sienten. Esto me llevó a enteder que la Comunicación, con sus componentes básicos, mecánicas y técnicas es un gran inicio para todos quienes desean comprender y realmente comunicarse para abordar de mejor manera los problemas, las crisis y los conflictos que generan en la relación de pareja.

Para mí la fase de Mediación Preventiva es sin lugar a dudas la Terapia personal, familiar y sobretodo la de pareja; ya que es el método por el cual, con la asesoría y ayuda profesional idónea de un Mediador y/o Psicologo de Pareja se pueden analizar las situaciones, razones y causas que generan las dificultades y diferencias, con el objeto de facilitar el entendimiento y una mejora en la comunicación de la pareja.

Muchas parejas que han acudido a nosotros han llegado a comprender de mejor manera las razones que han generado la ruptura, lo que ha ayudado a crear un mejor formato y estío de comunicación entre ellos. Pero, para nuestra  sorpresa a partir de decirse a abordar adecuadamente los problemas, las crisis y los conflictos, muchas parejas después de comprender la problemática deciden seguir abordando, profundizando y mejorando en ellos mismos en conjunto e individualmente.

Sabemos que en gran porcentaje los conflictos interpersonales son definitivamente Conflictos Emocionales, por lo que debemos en caso de inconvenientes de la amígdala dar tiempo y espacio a las partes para bajar la intensidad emocional, dejando unas semanas para que ello ocurra, pero sin que pase más de un mes. Entonces debemos de reunir de nuevo a las partes para seguir con el procedimiento preventivo de terapia o recomendar la Mediación Judicial en sí misma.

Asimismo, debemos tener en cuenta algunos mitos de Resolución de los Conflictos en pareja que puede afectar finalmente en la toma de decisiones correctas:

"Debemos darnos un tiempo, pongamos distancia entre nosotros". Simplemente esto sólo contribuye al distanciamiento total de la pareja, sin mejorar la comunicación ni la relación e incluso contribuye a la escalada emocional del conflicto con el paso del tiempo.

"Mejor ni hablar, dejemos que esto se resuelva solo".  Es vital reconocer que sólo existe una única manera de resolver los conflictos, y es hablando sobre las emociones, entendiendo los intereses y necesidades de cada uno en las diferencias que lo generan, poniéndose en el lugar del otro y buscando soluciones que contribuyan a mejorar la relación.

"Si esto llego aquí, es porque el destino lo quiere así". Esta creencia refuerza la idea contradictoria que las cosas nos pasan porque algo quiere que nos pasen, hay que aprender a decidir y definir en cada momento qué hacer para resolver nuestros problemas y evitar que sean un conflicto.

"Lo hablo con mi familia o con mis amigos". Con quién hables tendrá su propia opinión de lo que es el problema o de cómo es el otro, pero sólo las partes pueden decidir por ellas mismas, ya que son sus creencias y emociones, lo que impide llegar a aprender a generar nuevos acuerdos y una realidad mejor para la convivencia.

Casos como estos son objeto de nuestra Sesión Preventiva de Mediación Familiar, ya que las ponemos sobre la mesa como algunas de las creencias distorsionadas que tenemos en pareja. Al hablar entre ellos, empiezan a aparecer las expectativas, los "deberías" y los mitos, por lo que se produce el acercamiento entre las partes.

Siempre debemos Comunicarnos, ya que por medio de la Comunicación se llega a la comprensión y el entendimiento de las cosas, y a partir del diálogo surje el respeto, la empatía, el entendimiento y el reconocimiento

Simplemente podemos decir que Comunicándose se entienden las personas, este es el mayor fundamento de nuestras Sesiones Preventivas de Mediación Familiar !!!

Para mayor información y detalles de Nuestras Sesiones puedes ponerte en contacto con nosotros directamente.

Te enviamos un abrazo de corazOm en la luz del Amor

Daniel Miccael Sais
miccaelsais@gmail.com
Cel +569 5829 0556
http://miccaelsais.blogspot.com/

Diplomado en Mediación
Facilitador y Terapeuta
Técnicas de Meditación, Relajación, Liberación Emocional y Autoconocimiento.


María Jesús Martínez Bórquez
mjesuspsicologa@hotmail.com
Cel +569 6478 0966
https://www.facebook.com/Maria-Jesus-Martinez-Borquez-1515400128780434/

Psicóloga, Facilitadora de Ceremonias y Talleres.
Coach Ontológica. Terapeuta Floral.
Astróloga. Sahumadora.

domingo, 10 de junio de 2018

Vivir nuestros duelos


En lo que va de semana, en un par de Sesiones de Coaching, hablabamos que es muy importante dejar descansar en absoluta tranquilidad todo aquello que decimos que está muerto. Porque obviamente es muy saludable dejar en paz los cadaveres, ya que a su debido Tiempo la propia Naturaleza dispondrá de todos los restos, siempre y cuando nunca se les perturbe. Ya que cada vez que desenterramos una molestia, una rabia, una vieja ofensa, un mal rato, un error o un antiguo dolor, recreándolo en la mente o aun peor, contándoselo a alguien, aunque sea una vez, solo estámos ultrajando el sepulcro de lo que muchas veces decimos está enterrado; parece ser que muchos no están muy claros de lo que estan haciendo, pero a mí me parece muy claro que es lo que van a encontrar.

Yo siempre recomiendo a mis pacientes y consultantes ser responsables y reconocer si realmente cerraron sus ciclos, concluyeron sus duelos y ya han dejado de escarbar en lo que muchos llaman, critico, difícil o doloroso pasado.

A fin de que comiencen a prepararse inteligentemente para disfrutar el Presente y desde aquí construir el futuro, hay que dejar definitivamente de arrastrar resentimientos, rensillas o crisis pasadas, como si fueramos parte de un cortejo fúnebre. Aprender entonces a respirar amplia y poderosamente para ir por la solución de cualquier problema que les apremie, es básico para una vida equilibrada. Hay que saber Vivir el Presente y jamás volver a perturbarnos por el pasado ingrato, critico, difícil o doloroso, sobretodo si tú dices que ya enterraste tus heridas, rabias y dolores.

Hay que aprender a dejar de cargar las crisis y dolores como si fuésemos parte del cortejo fúnebre y duelo permanentemente y eterno. Simplemente, aceptar y comprender que resentir o escarbar en un pasado doloroso, equivale a la mismísima muerte y en algunos casos a Loquendo muchos llaman purgatorio o infierno.

Debes entender que cada vez que piensas en el pasado que te hiere, fortaleces nuevamente las creencias que lo sostienen vivo y creas mas dolor, rabia, miedo y limitación. Aprende a vivir libremente y nunca tocar mentalmente ninguna cosa negativa que haya ocurrido en tu pasado o hasta ahora, y cumple esto como una Gran Ley.

La vida es demasiado preciosa para dedicarse a mantenerte arrastrando féretros como parte de  un cortejo fúnebre eterno o mantener tumbas abiertas sin cerrarlas del todo. El pasado es pasado, y es cierto que deja lecciones, pero si vives mirando atrás constantemente te estas perdiendo este momento presente.

Este es el Gran Secreto para resolver los daños, ofensas, dolores, frustraciones y las decepciones: Entierralos!!. La forma de hacerlo es sencilla: bórralos de tu mente y aprende a verlos como las grandes experiencias y lecciones que fueron y no como algo que existe actualmente. Si te asalta un recuerdo negativo, incinéralo con el pensamiento correcto del Fuego del Amor Divino y cámbialo. Asi el presente es y será tan emocionante e interesante y el futuro será tan glorioso como te gustaría que fuera, es paradogico e incongruente desperdiciar la sustancia de tu alma en lo que en realidad dices que está muerto.

Que siga siendo una maravillosa semana. Disfruta de cada momento, es único en irrepetible. Abrazos de corazOm en la luz del Amor.


Daniel Miccael Sais
miccaelsais@gmail.com
Cel +569 5829 0556
http://miccaelsais.blogspot.com/

Diplomado en Mediación
Facilitador y Terapeuta
Técnicas de Meditación, Relajación, Liberación Emocional y Autoconocimiento.

viernes, 11 de mayo de 2018

No necesitas sanar o pedir perdón, solo debes estar en Amor


Estaba Buda meditando en la espesura del bosque junto a sus discípulos, cuando se acercó un detractor espiritual que lo detestaba y aprovechando el momento de mayor concentración del Buda, lo insultó, le escupió y le arrojó tierra. Buda salió de su paz al instante y con una sonrisa plácida, envolvió con compasión al agresor; sin embargo, los discípulos que se encontraban con el, reaccionaron violentamente, atraparon al hombre y alzando palos y piedras esperaban la orden del Buda para darle su verdadero merecido al agresor.

Respirando amplia y poderosamente Buda percibio la crisis y el conflicto que podría devenir de esta situación, asi que les pidio a sus discípulos que depusieran su actitud y librarán al hombre.

Entonces, Buda acercandose se dirigió con suavidad y toral convicción al hombre, diciéndole:

“Lo que usted hizo generó en nosotros que fuéramos expuestos como en un espejo, mostrando nuestro verdadero rostro. Porfavor, le pido que desde ahora, usted venga todos los días a probar nuestra verdad o nuestra hipocresía. Usted vio que en un instante yo lo llené de Amor, pero estos hombres que hace años me siguen por todos lados meditando y orando demuestran no entender ni comprender cómo vivir el proceso de la Unidad y han querido responder con una agresión similar o mayor a la recibida de parte suya. Regrese siempre que desee, usted será bien recibido por mí. Toda falta de respeto suya, será bien recibida y como un estímulo para ver si vibramos alto, o es solo un engaño de nuestra mente esto de ver el Amor y la Unidad en Todo”.

Cuando escucharon esto, rápidamente tanto los discípulos como el hombre, se retiraron de la presencia del Buda llenos de verguenza y culpa, percibiendo la enseñanza y la lección de grandeza del maestro y tratando de escapar de su mirada y del pudor interno.

A la mañana siguiente, el detractor se presentó ante Buda, se arrojó a sus pies y le dijo en forma muy sentida: ”Maestro, no pude dormir en toda la noche, mí verguenza y culpa es muy grande, le suplico que me perdone y me acepte junto a usted." Buda con una gran sonrisa en el rostro, le dijo: “Usted es libre de quedarse con nosotros ya mismo; pero yo no puedo perdonarlo.”

El hombre muy avergonzado y compungido, le rogó y pidió nuevamente que por favor lo hiciera, ya que él era el maestro de la humildad, de la coherencia, del respeto y de la compasión, a lo que el Buda respondió: “Entiéndame atenta y claramente; para que alguien perdone, debe haber un ego muy herido; solo el ego herido, la falsa creencia de que es la personalidad, ese o esa es quien puede perdonar, después de haber odiado, o resentido, se pasa a un nivel de cierto avance, con una trampa incluida, que es la necesidad de sentirse Espiritualmente Superior a aquél que en su ignorancia o inconsciencia de cualquier forma nos ofendio o hirió. Solo alguien que sigue viendo la dualidad, y se considera a sí mismo o misma lleno de sabiduría perdona a aquél inconsciente o ignorante que le causó una ofensa o herida”. Y continuó: “No es mi caso, yo te veo como un alma afín, no me siento superior a ti, porque comprendo que no le puedes faltar el respeto a nadie sin faltártelo a ti antes, comprendo tu falta de Amor, por eso no siento que me hayas herido, solo tengo Amor en mi corazón, yo no puedo perdonarlo, solo, lo comprendo, lo respeto, lo Amo. Quien realmente Ama nunca necesita perdonar.”

El hombre no pudo disimular una cierta desilusión, ya que las palabras de Buda eran muy profundas para ser comprendidas realmente por una mente llena todavía de turbulencia, expectativa y necesidad, así que ante esa mirada, Buda añadió con infinita  comprensión: “Percibo lo que le pasa, vamos a resolverlo: Para perdonar, ya sabemos que necesitamos a un culpable y alguien dispuesto a perdonar. Vamos a buscar a los discípulos que en su soberbia, aún están llenos de rencor y les va a gustar mucho que usted les pida perdón. En su falta de sabiduría se van a sentir magnánimos por perdonarlo, poderosos por darle su perdón, y usted, también va a estar contento y tranquilo por recibirlo, va a sentir una liberación en su ego lleno de culpa, y así más o menos todos quedarán contentos y seguiremos meditando en el bosque, como si nada hubiera pasado”.

Y así fue.

Cuando realmente hay Sabiduría, hay total entendimiento, comprensión, respeto, humildad, coherencia, integridad, así que nada hay que perdonar, porque nada hay ofendido, agredido, sometido, sufrido, herido, ni dolido,.. solo hay Amor!!

Que sea un gran viernes, así el maravilloso inicio de un increíble fin de semana. Abrazos de corazOm en la luz del Amor.


Daniel Miccael Sais
miccaelsais@gmail.com
Cel +569 5829 0556
http://miccaelsais.blogspot.com/

Diplomado en Mediación
Facilitador y Terapeuta
Técnicas de Meditación, Relajación, Liberación Emocional y Autoconocimiento.

martes, 1 de mayo de 2018

El número mágico de la Meditación



El 108 es un número muy ligado a tradiciones orientales, especialmente al Budismo, Hinduismo y Jainismo. Se considera sagrado, y una vez que se constituyó en símbolo, su uso proliferó en todos los aspectos relacionados con la religión o la cultura en Asia. Por ello no nos extraña encontrarnos con referencias continuas al 108.

En la estupa de Borobudur (en la indonesia isla de Java) hay 108 Budas mirando a cada punto cardinal del monumento. En Muktinath (Nepal) hay 108 caños en la fuente sagrada. A muchos templos se accede por una escalera de 108 peldaños, o de dos tramos de 54, o tres de 36. No he tenido la curiosidad de contar los molinos de oración que circundan el monasterio de Tashilumpo y el templo de Jokhang en Tibet, ni los de las estupas de Boudanath y Sayambunath en Kathmandú, pero es muy posible que también sean 108
En los templos de Angkor Wat (Camboya) hay numerosas alusiones al 108, que desempeña un papel importante en el simbolismo de la estructura del mayor complejo religioso jamás construido.
108 es el número de cuentas del mala, o rosario budista de oraciones.
¿Por qué 108 y no cualquier otro número? Existen multitud de explicaciones al respecto, pero algunas de ellas no tienen un verdadero fundamento, otras son fruto de la pura casualidad, y las restantes tienen una base indiscutible, pero que a menudo tampoco resuelve el enigma de la elección de la sagrada cifra. Por eso, nuestra intención al escribir este artículo es que esté abierto a la colaboración de cualquiera que pueda aportar nuevos datos, confirmar o bien rectificar los expresados aquí.
Recuerdo que siempre que me preguntaban por qué el mala tenía 108 cuentas, respondía invariablemente algo que había oído o leído no sé dónde: “108 son las vidas del Buda, el número de sus reencarnaciones”, y me quedaba tan campante. Ahora, después de mucho indagar, admito que no he logrado ver reflejada esta afirmación en ninguna de las enseñanzas que conozco.
En algunas artes marciales, como el Karate, el 108 (Suparinpei) y varios de sus múltiplos, el 54 (Gojushi), el 36 (Sanseru) y el 18 (Seipai) constituyen secuencias de movimientos o Katas. Algo similar sucede en ciertos linajes del Tai Chi Chuan.
En la tradición Védica, según el cómputo clásico del Muktikopanishad, hay 108 Upanishads, o comentarios a los textos sagrados: 10 del Rigveda, 50 del Yajurveda, 16 del Samaveda y 32 del Atharvaveda.
Se dice que hay 108 deidades hindúes.
Krishna tiene 108 Gopis o consortes y otros tantos nombres.
108 templos sagrados dedicados a Vishnú
108 Divyadeshes o Tirtha, lugares divinos de peregrinaje en toda India y Nepal.
En el budismo se consideran 108 los arhats o santos realizados.
108 ilustraciones auspiciosas de la huella del Buda.
108 virtudes en el Jainismo.
En el chakra del corazón convergen 108 canales de energía.
El sagrado río Ganges se extiende por una longitud de 12 grados (79 a 91) y una latitud de 9 grados (22 a 31). Doce veces nueve es 108.
La lista de datos de este tipo resulta realmente copiosa, pero ninguno aporta fundamentos incuestionables acerca de la divinizada opción.
Analizando las propiedades aritméticas, el 108 se expresa como 1 centena, 0 decenas y 8 unidades. En la numerología hindú, 1 (bindu) o ser superior, 0 (shunyata) la vacuidad y 8 (ananta) el infinito. La suma de sus tres cifras 1 + 0 + 8 = 9, el dígito más alto, que simboliza los 9 Tattvas o principios del Jainismo.
108 es un número divisible por el valor de su función φ, que es 36. Es también divisible por el número total de sus divisores (12), por tanto se trata de un número refactorable. Al dividir por 2 la suma de sus dígitos vuelve a ser 9 (54: 5 + 4 = 9) y también cuando se multiplica por 2 (216: 2 + 1 + 6 = 9). Y así sucesivamente con cualquier número por el que se multiplique.
Es el hiperfactorial de 3, es decir: 1¹ x 2² x 3³ (1 x 2 x 2 x 3 x 3 x 3 = 108).
También se podría buscar una correspondencia con otro número apocalíptico, el 666 o número de la bestia, ya que 108 = 6² + 6² + 6², aunque esta relación bíblica sería intrascendente para las culturas hindú y budista.
Es un número Harsad, (en sánscrito significa “gran alegría”), es decir, divisible por la suma de sus dígitos (que es 9).
Podría ser de otra forma, pero da la especial casualidad que la distancia entre la Tierra y el Sol equivale a 108 veces el diámetro del Sol. La distancia entre la Tierra y la Luna es también 108 veces el diámetro de la Luna (aunque mediciones recientes más exactas se aproximan más a 107 y 109 respectivamente).
Casualmente también, el diámetro del Sol es aproximadamente igual a 108 veces el diámetro de la Tierra.
Pero estos datos, calculados con semejante precisión, están sujetos a cambios cósmicos, y aunque se especula que hayan sido el motivo de la elección del 108 como número sagrado, no existe una certeza expresa de ello.
Una propiedad matemática intrínseca e inmutable es que 108 es igual a 9 x 12. Recordemos que el 9 es el número más alto de toda la secuencia y es la suma de 1 + 8. De vuelta a la astrología 9 son las particiones del Navamsha (literalmente significa “novena división”) del zodíaco, en donde existen, como no, 12 signos. Y en la astronomía hindú 9 es el número de planetas, representados en un cuadrado de 3 casillas a cada lado, con en sol en el centro y los otros 8 alrededor (Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Râhu y Ketu (de nuevo 1 + 8).
Esta concepción planetaria es pre-heliocéntrica, no cuenta a la Tierra como planeta, pero si al Sol, la Luna y sus eclipses. Casualmente, con la concepción y definición modernas, la lista es muy diferente, pero el número de planetas sigue siendo 9.
9 musas, 9 mundos en la cosmología germánica, 9 es considerado “el mayor”, el supremo. 9 son también los meses de gestación en la especie humana.
Cuando 9 se multiplica por cualquier otro número (al igual que sucede con el 108) el resultado es otro cuyas cifras suman 9 o un múltiplo de 9, pudiendo reducirse su suma de nuevo a 9. (9 x 365 = 3285; 3 + 2 + 8 + 5 = 18; 1+ 8 = 9).
En el cuadrado mágico de 9, hay un número en el centro, que es siempre el 5, rodeado de los otros 8 números. La suma de los periféricos es 40, por tanto la relación con el central es de 8 a 1. La suma de cualquier línea, ya sea vertical, horizontal o diagonal, es de 15 (3 números suman 3 veces 5). Una colocación, de las 4 posibles sería:
6 1 8
7 5 3
2 9 4
Sumando el número central y un número en mitad de los lados (contando sólo las unidades) da el resultado de una esquina adyacente: 5 + 1 = 6; 5 + 9 = 4 (10 + 4); 5 + 7 = 2 (10 + 2); 5 + 3 = 8. Si se dibujan las líneas de estas operaciones aparece la svástica, símbolo de buena fortuna en las culturas bön, budista, hindú y jainista.
Además, 9 = 3 x 3, es decir, triple trinidad, en donde la simbología del número tres resulta abrumadora (3 reyes magos, 3 mundos, 3 colores primarios, la regla del 3, etc.).
En cuanto al 12, se trata de un símbolo del orden lógico del universo: al 1 sigue el 2, a la unidad y el absoluto sigue la dualidad, la polaridad (ying-yang) etc.
El 12 se estructura como una decena y dos unidades (uno grande y dos pequeños), en donde continúa la libre asociación mental de unir en el 12 dos números de significado tan diferente como el 1 y el 2. La llamada docena ha tenido bastante éxito como sistema de conteo. El número 12 es también la suma de 9 + 3, por tanto es la conjunción de los símbolos anteriormente vistos.
En geometría, el dodecágono regular tiene 12 lados, 12 vértices y 54 diagonales (la mitad de 108) y su construcción con regla y compás resulta sencilla, algo imposible para el eneágono regular de 9 lados, 9 vértices y 27 diagonales (la cuarta parte de 108).
La segunda característica inmutable es que 108 es la suma de los 9 primeros múltiplos de 3, a saber: 0, 3, 6, 9, 12, 15, 18, 21 y 24.
Una propiedad contingente de 108 depende de la convencional división del círculo en 360º. Los ángulos interiores de un pentágono regular tienen 108º.
Cuando se inscribe en un círculo un pentágono regular y se trazan las diagonales aparece el pentagrama, que encierra a su vez otro pentágono regular, dentro del cual se podría volver a trazar otro pentagrama y así hasta el infinito, tanto hacia dentro como hacia afuera.
La relación entre la longitud del lado del pentagrama y la del lado del pentágono es la Sección de Oro o también llamada Divina Proporción. Esta proporción áurea no es un consenso, sino que está manifestada de forma abundante en la naturaleza (ramas de los árboles, capas de pétalos en las flores, conchas marinas, etc.).
Este canon perfecto, muy usado en el arte, (sobre todo en la arquitectura), es la proporción entre dos magnitudes diferentes, en donde la mayor es a la menor como la suma de ambas es a la mayor.
La fórmula matemática es: la mitad de la suma de 1 + la raíz cuadrada de 5, lo que da lugar a un número irracional (de infinitos decimales): 1,61803…(representado por φ, en honor al escultor griego Fidias).
Como vemos, hay una íntima relación entre 108, la sección de oro, el pentágono, el pentagrama y el número 5.
Pues bien, la Autocuración Tántrica (Ngal-So) II, del Lama Gangchen Rinpoché está ligada profusamente al 5 (5 elementos, 5 colores, 5 chakras, 5 Sílabas Semilla, 5 Símbolos, 5 Sanadores Supremos o Budas Dhiani, 5 repeticiones de mantras en cada chakra, etc.).
Del mismo modo que por convenio se tiende a elegir el sistema métrico decimal como referencia unificada que nos permite contar, pesar o medir según determinados patrones, el 108 es, en definitiva, otro sistema de medición.
¿Por qué 108?
Si recitar 108 mantras fuera mejor que recitar 100, habría que pensar que 110 sería aún mejor. Se trata de una referencia, al igual que el metro, el litro o el kilo, en este caso para calibrar la devoción espiritual y marcar una pauta a seguir.
Se podría aventurar que la elección del 108, y no de cualquier otro número, está influenciada por ese halo mágico que le aporta el ser una medida astronómica y astrológica importante, según la tradición védica, amén de esas otras propiedades aritméticas, geométricas, matemáticas y simbólicas que hemos analizado brevemente.