sábado, 17 de marzo de 2007

¿Quien eres tu?

¿Que son todas esas voces? ¿Quien dice todo eso? ¿Y por que? ¿Y a que "yo" se refieren cuando dicen 'tu eres el verdadero maestro'?

Has un pequeño experimento. Se consciente de tu cuerpo por un instante. Rapidamente, exploralo de los pies a la cabeza ¿como se encuentra? ¿Hay alguna zona tensa u oprimida? ¿Hay alguna zona que se sienta especialmente bien? ¿Tienes algun malestar, alguna rigidez? ¿Te sientes cansado, a la defensiva?

Ahora dale un vistazo a tus emociones, tal vez seria mas correcto que dijera percibe tus sentimientos que 'dale un vistazo'. ¿Que pércibes? ¿Excitacion? ¿Miedo? ¿Alegria? ¿Irritabilidad? ¿Calma?. Los sentimientos se suelen sentir alrededor y dentro del corazon (el centro del pecho) y en el estomago ¿que es lo que sientes en esos sitios?

Una pequeñisima observacion mas: date cuenta de tus pensamientos. ¿En que pensamientos esta ocupada tu mente? . Escucha tu mente mientras realiza el proceso de pensar. Una vez alguien cronometro la velocidad a la que pensamos y dijo que pensamos a 1.200 palabras por minuto ¿Como las contaron?. No lo sabemos. ¿Como convirtieron el pensamiento visual y sensorial que nosotros desarrollamos en palabras? Tampoco lo sabemos. Con todo, esa cifra nos da una idea del 'parloteo' que hacemos dentro de nuestras cabezas. Escucha un momento el parloteo.

Gracias. Ahora una pregunta. ¿Quien hizo todo aquello? ¿Quien palpo tu cuerpo? ¿Quien percibio tus sentimientos? ¿Quien le presto atencion a tu mente?

Tal vez fue otra cosa mas grande que el cuerpo, mas grande que las emociones, mas grande que la mente.

Tal vez fuiste TÚ

1 comentario:

Alicia Montero C. dijo...

Querido Miccael, hace un tiempo atrás que me di cuenta de que todo esto, me sorprendí y me quedé abismada, por decir lo menos.
Todo esto lo fui percibiendo al practicar la meditación, desde mi observador fui descubriendo mis roles, y que todo eso o todos “esos yoes” no soy yo. Y esto ha sido un auto-descubrimiento, aunque ya lo sabía teóricamente, hasta que lo percibí en un estado especial, estando en mi espacio sagrado, ese espacio único, ese espacio celosamente guardado que me da el sentido de libertad y de propiedad, ese espacio vital es prácticamente una región en donde puedo ejercer total dominio y mantenerme en libertad completa. Este espacio es igualmente utilizado como refugio ante cualquier circunstancia adversa que la vida me presente, es un lugar donde el Ser puede estar solo y sentirse protegido de algo que le ha molestado o dañado en su exterior. Donde descubrí al Ser ecológico que existe en mi, el que trasciende a mi YO… donde el estado de conciencia es superior a todas mis necesidades terrenales, por decirlo de alguna forma.
En armonía, paz, amor y compasión,